domingo, 20 de agosto de 2017

No te enamores de mi

Como si me hubiesen hecho una raja en el pecho, una raja muy grande y profunda que se ha ido llenando de cosas, cosas que van ayudandome a cicatrizar y otras que escuecen y que la hacen mas grande. Quiero cerrar la herida. Quiero coserla y joder, quiero coserla contigo. Pero tu no sabes lo que quieres y no quieres saberlo. Y yo me estoy cansando de esperar en la sala de espera dolorida y en silencio, y me consuelo diciéndome "ya me coso yo, que mi madre me ha enseñado a hacer las mejores puntaditas pa que no se noten nah de nah los rotitos".

Como me gustaría hacer todo lo que pienso al leerte**, Coral Herrera, como me gustaría... Mientras tanto... "nene no te enamores de mi"



** http://haikita.blogspot.com.es/2017/08/nena-no-te-enamores-de-mi.html?m=1[DeInternet]

miércoles, 26 de julio de 2017

arrocito

Me dijeron que con el tiempo todo pasaba pero no para de pasar el tiempo y aquí no pasa nada. Igual estoy tan acostumbrada a esperar que ya ni siento la espera, aunque no soy de esperar sentada. Mi mente llena de ojalás y mis sueños de pesadillas. Y al despertar me encuentro con espaldas que en realidad son espadas.

Arrocito a fuego lento en el que no haya que meter mano, que se haga solo y todo el agua se quede en los granos y en el aire.
Agua condensada.
Agua desaparecida.
Y el arroz termina pegado o quemado en el fondo de la cacerola, pero hemos aprendido a disfrutar de ello y le pedimos al abuelo que nos de "lo tostadito, que nos gusta más."

Me salvaba ponerle palabras al dolor pero ahora ya ni eso. Ahora no digo nada que puedas entender, no digo nada que me pueda curar. No digo nada y solo las calles del barrio que me vieron crecer me curan, o por lo menos me limpian las heridas que nada tienen que ver con las que me hacía en sus aceras.

Arrocito a fuego lento.

jueves, 8 de junio de 2017

La regla

He rescatado esto de Agosto del 2016 y quería ponerlo por aquí:

La regla... ese gran y aterrador enemigo, que no? mancha, duele, aparece cuando nadie la invita, se retrasa cuando la llamas a gritos...
El otro día hablando con unas compas salió el tema de lo que nos duele a algunas de nosotras y lo poco que les duele a otras. Entre experiencia y experiencia también salió aquel experimento que hicieron no sé donde, en el que conectaban no se como a hombres cis para que sintiesen un dolor similar al que sentimos nosotras. No sé si lo habéis visto, pero esto nos llevó a la conclusión de que si los hombres cis tuvieran la regla, esos días serían días de baja laboral.

Nos han enseñado a sentir la regla como si fuera un castigo, sin cuestionar que el castigo real es el sistema en el que nuestro cuerpo habita. Nuestros ritmos de vida no se adecúan a los ritmos de nuestros cuerpos. Tener la regla en un sistema patriarcal y capitalista que nos obliga a producir sin escuchar nuestras necesidades claro que es un castigo, pero no porque nuestro cuerpo sea el eje del mal, si no porque el sistema apesta.

Y dicho lo cual, quiero dedicar estas últimas palabras a quienes no han seguido leyendo esto porque "la regla es un tema demasiado basto como para comentarlo públicamente" y "oh niña que pocos escrúpulos tienes."
La verdad es que yo tengo otra concepción del cuidado y no tiene nada que ver con convertir en tabú nuestra realidad para que a tí no te golpee en la cara.

lunes, 5 de junio de 2017

El presente será pasado

Que bien que vuelva la tranquilidad aunque haya estado un mes de vacaciones. Aunque se que su regreso no será permanente, de hecho a veces se ausenta un par de días. Pero no pasa nada. Todo está controlado.

Estoy contenta aunque el miedo no me abandone, estoy contenta porque he descubierto que no es lo mismo que te respeten a que te cuiden. Estoy contenta porque la tristeza me ha abierto los ojos y me ha secado las lágrimas que quedaban en ellos. Estoy contenta porque crezco creando y creo creciendo. Estoy contenta porque no he dejado de cuidarme ni un solo momento y eso me salva, me cura y me sienta muy bien.

Me gusta estar contenta, pero también me gusta pensar que el presente será pasado cuando estoy triste. Suelo decírselo a mis amigas cuando son ellas las que lloran en vez de yo. A mi también me gusta que me lo digan.

jueves, 1 de junio de 2017

Viaja

Hablar de cuidados con personas que te cuidan es bonito, igual que compartir herramientas para sanarse y ser feliz. Crecer con quien quiere crecer contigo, cuidar lo que quieres para que crezca. Es un básico. Mantente lejos de quien no te quiere cerca. Vales mucho, pero eso ya lo sabes.

Que bonita la luz cuando vuelve a brillar y a descubrirte paisajes nuevos en los que quieres adentrarte. Que bonitos los caminos por descubrir y que ganas de emprender este nuevo viaje. Aún queda mucho para muchas cosas, pero las que han acontecido hasta ahora me han enseñado un montón y eso que me llevo.

La vida es bonita si sabes vivirla, las manchas de mora no existen si tu camiseta es negra.


jueves, 25 de mayo de 2017

Que parezca un accidente

Haz que no parezca amor.
Que es lo que se lleva ahora.
Duelen tantas tripas n nombre de la libertad.
Tú dices libre y yo digo cobarde.
Cobarde todo aquel que no es capaz de comprometerse con el instante.
Cobarde todo aquel que no esté presente cuando el otro está desnudo y vulnerable.
Cobarde todo aquel que puso un límite desde el principio.

Yo es que no quiero nada serio.
Como si no fuera lo suficientemente serio estar dentro físicamente de otro ser humano.

Yo es que no creo en las etiquetas.
Como si ponerle nombre a las cosas fuera algo malo.

Yo es que busco pasar el rato.
Como si la vida fuera para siempre.

Hay algo tan neurótico en nuestra manera actual de relacionarnos.
Tan irrespetuoso con la vida.
Tan impaciente.

Y queremos más: más picante, más gorda, más grande, más alto, más guapa, más fuerte, más delgada.
Nos aburrimos porque no nos soportamos a nosotros mismos.
Porque no queremos que nadie nos conozca.
Porque es mas sencillo empezar de nuevo cada dos años vendiendo nuestra mejor cara.
Porque es mucho mas sencillo follar que limpiar lo follado.
Porque tenemos miedo a que en el fondo seamos un auténtico fraude.

A que cuando el otro arañe un poco vea que no hay nada.
Nada serio.
Y aquí seguimos rascando, cambiando cromos repetidos, poniéndonos ropa interior cara para que otros se limpien los pies al entrar.

Haciendo del amor una servidumbre de paso. ¿No sientes a veces que tú vales más que todo eso que haces?
Que tu eres un jodido milagro.
Con tus ojos que todavía pueden ver.
Con tus pies moviéndose para llevarte al lugar que quieras.
Con tu boca capaz de dar las gracias.
Con tu piel ocupando una plaza en el mundo. ¿No sientes a veces que tú te mereces más que lo poco que te hacen?

Dos besos mal pegados.
Tres minutos entre las piernas.
Cinco embestidas.
Y un whatsapp: no me agobies.

Lo más triste es que esta sociedad nuestra ha conseguido invertir los papeles.

Ahora si dices que sientes algo, estás loca.

Es muy pronto.

Muy arriesgado.

Poco inteligente.

Dime tú, ¿cómo lo haces para no sentir algo cuando lo haces? ¿Cómo se finge la vida?

Como se hace para que nunca parezca amor.

Y que simplemente parezca un accidente.


_____

No lo he escrito yo, lo tenía guardado desde hace tiempo pero no tengo la fuente de donde lo saqué. Me encanta.

domingo, 14 de mayo de 2017

Charcos

No puede ser desamor si te quiere y tu quieres a la otra persona. No puede ser desamor porque significaría que hay amor y eso no es verdad, ¿no? Mami me ha dado la respuesta a esa pregunta para evitar seguir engañándome a mi misma (que la verdad es que lo hago bien): Cuando quieres a alguien luchas con esa persona y por estar con esa persona, si no, es que igual tampoco es tan intenso ese querer.

Bofetadas de realidad que rompen y hacen que te vuelvan a doler los ojos. Veo mi confianza arrugada y tirada al lado de la basura, pisada y escupida, pero bueno, por lo menos la veo. Me duele el silencio que se convierte en olvido. Me duele la indiferencia y las cavilaciones mentales. Me duele estar perdiendo tiempo que no tengo en pensar lo mucho que me duele. Me duele que me duela.

Mis amigas y mi familia valen los millones que no tengo y hacen de flotador en un mar que parece inmenso pero que estoy segura de que es solo la perspectiva.
Tranquila, respira.

Flota y luego nada.

Puedes convertir mares en ríos e incluso en charcos. Este no será menos, me lo prometo.

jueves, 27 de abril de 2017

Levadura

El otro dia trasteando por uno de esos borradores en los que suelo escribir, me encontré con esto: 

Siempre es igual. Calma efímera y lluvias torrenciales que parecen durar un lustro. Despertar con un pie y acabar tropezando con los dos. No me pasa nada, es más, estoy bien, pero necesitaba escribir sobre la tristeza de ayer.
Juicios aparte. De los que hacemos y de los que recibimos. Inseguridades que se apoyan en algo muy real y que, o se destruyen o crecen. Cuanto menos, más y no me doy cuenta hasta que me doy cuenta. Vete a dormir Celia, que el cansancio hace función de levadura.

domingo, 5 de marzo de 2017

la idea es no rallarse

He dejado de escribir aquí pero no sé cual es el motivo. Sigo escribiendo pero tan para dentro que a ver quien lo encuentra. Diarios que se terminan para empezar otros nuevos. Cartas. Documentos de word. Borradores. Todo interno. Supongo que son momentos, etapas. Nada que exteriorizar más que lo exteriorizable. No sé.

Muchas vivencias en poco tiempo. Muchos sentimientos. Mucha gestión de los mismos. No nacemos preparadas, pero nos preparamos poco a poco para ello. Mucho darse cuenta de errores pasados cuando gestionas emociones similares en el presente. Pero como dicen mis amigas "la idea es no rallarse", aunque termino comiendome la cabeza mientras como techo', y es que joder, "vivir con tanta culpa es peor que meter la cabeza en el horno". Tienen palabras para todo. Saben hacerlo. Saben verbalizar nuestros feelings porque también son los suyos.

Que desvarío. De un tema a otro, de otro a este. Y así.
¿Qué mas quieres que diga? ¿Lo que estoy sintiendo? Si, claro. Si me miras a los ojos tendrás la respuesta. O no, pero al menos lo habremos intentado.
Cero dramitas, que como decía mi profe de literatura "todo el mundo tiene una triste historia que contar". Pues de cero a cien y de cien a cero tio.
Yo que se, cada cual con su vaso de lágrimas en el que ahogarse. Bonito es encontrar alguien/es que te ayuden a vaciarlo si lo necesitas. Pero no te hundas reina, que solo es agua con sal y yo te presto mi flotador si tu quieres.